Retractiladoras 2019-08-29T11:32:36+01:00

Retractiladoras

Retractiladoras

Desde Liderpac ofrecemos una gran variedad en la categoría de retractiladoras, teniendo puntos de distribución repartidos por todo el territorio español.

Si quiere conocer más sobre nuestras retractiladoras, puede contactar con nosotros rellenando el formulario adjunto. Además, le invitamos a leer más abajo toda la información que hemos preparado sobre las retractiladoras, los tipos que existen y las ventajas de su uso.

¿Qué es una retractiladora o máquina de retractilado?

Las retractiladoras son máquinas que permiten retractilar plástico sobre productos y embalajes de manera automatizada, semi-automatizada o incluso, manual. También son conocidas como máquinas de envoltura retráctil.

El proceso de retractilado es una de las técnicas de embalaje más habituales. Se utiliza al final de la línea de producción para proteger los productos.

Lo más común es que estas grandes máquinas formen parte de líneas de embalaje en centros de logística y fábricas, aunque también se pueden utilizar de manera individual.

En el siguiente vídeo podrá observar cómo funcionan este tipo de máquinas. En este caso, se trata de una retractiladora automática que envuelve los productos sin la necesidad de que intervenga un operario.

Una vez que el producto está envuelto en el plástico retráctil, se emplea un sellador térmico que, mediante calor, cierra los extremos abiertos del plástico.

Completado este paso, el paquete debe pasar por un túnel de retracción o bien, una pistola de calor si el proceso es manual. Aquí, se aplica calor para que el plástico que envuelve al producto se contraiga y se reduzca a las dimensiones particulares del producto.

De esta manera, el producto queda encapsulado en una película de plástico firmemente adherida a él.

 

Tipos de retractiladoras

La manera más común de clasificar los tipos de retractiladoras es según el grado de automatización. Diferenciando entre retractiladoras manuales, semiautomáticas y automáticas.

Para comprender la tipología y funcionamiento de estas máquinas, es importante conocer que el proceso de retractilado requiere la ejecución de dos grandes tareas:

  • Sellado para cerrar el plástico que envuelve la mercancía
  • Retractilado para contraer y adherir el plástico al producto

Para estas dos funciones existen soluciones manuales, semi-automatizadas o completamente automatizadas. Y en función de ello, el tipo de retractiladora varía. Asimismo, es posible adquirir máquinas que realizan solo una parte del proceso (sellado o rectractilado) o sistemas integrados que realizan el proceso completo con un elevado nivel de automatización. Todo ello condiciona el precio de la retractiladora.

La elección de uno u otro modelo de retractiladora dependerá de cada proyecto. Algunas de las variables que influyen en la decisión son el tipo de producción, volúmenes de producción, nivel de automatización que se requiera, características del producto, sistemas logísticos actualmente implantados, objetivos de eficiencia, costes, etc.

De este modo, las máquinas retractiladoras automáticas y sistemas integrados están pensados para proyectos con elevados volúmenes de producción de escala industrial.  Donde se busca, además, la eficiencia y la reducción de costes para alcanzar altos rendimientos.

Para producciones más pequeñas se pueden utilizar retractiladoras manuales o semiautomáticas. En estos casos, un operario participa en mayor o menor medida durante el proceso de retractilado.

Retractiladora manual

retractiladora manual

 

Con la retractiladora manual, el proceso completo de retractilado se realiza con la intervención de un operario para cada una de las fases. Normalmente, este tipo de máquina incluyen selladora, pistola de calor y portabobinas.

En estos casos, es el propio operario quien envuelve el producto en el plástico retráctil y lo coloca en la máquina para cerrar los extremos con la selladora. Y una vez listo, aplica calor al paquete con una pistola de retractilado para que el plástico se adapte completamente al producto.

Es una solución versátil y económica para producciones pequeñas. Además, su manejo es sencillo.

Retractiladora semiautomática

 

retractiladora semiautomatica

 

Las retractiladoras semiautomáticas requieren la participación de un operario, aunque en menor medida que en el caso de las manuales.

En general, el operario cubre el producto con el plástico y lo introduce en el interior de la máquina, donde se produce el sellado y retractilado. De manera, que la persona solo interviene al principio del proceso para colocar el producto y al final, para retirar el producto ya envuelto.

Las más comunes son las retractiladoras de campana.

¿Para qué sirven las retractiladoras?

La retractiladora o máquina de retractilar tiene el objetivo de empaquetar o envolver un producto mediante plástico retráctil o film termoplástico. La palabra retractiladora proviene de retractilar, que significa empaquetar con un film transparente que se retrae (mediante la aplicación de calor) adaptándose a la forma del paquete.

Son diversas las industrias que emplean estos sistemas para proteger sus productos. Pues es una técnica ideal para envolver productos de coméstica, tecnología, alimentación, libros, cajas, botellas, etc.

En Liderpac encontrará la retractiladora que está buscando.

Disponemos de distintos tipos y modelos, entre los que se encuentran desde retractiladoras manuales, automáticas, semiautomáticas, de campana, con o sin túnel retractil, etc.

Contacte ahora con el equipo de Liderpac y encuentre la que está buscando y más se ajuste a sus necesidades de producción.

Contacte ahora con nosotros y solicite más información

Los campos marcados con * son obligatorios

Quizás le interese

¿Ha encontrado lo que necesitaba?