packaging sostenible lo que necesitas

Si has llegado hasta aquí, puede que tengas una marca o empresa que quiere dar el salto al packaging sostenible para reducir su impacto en el medioambiente y actualizar su imagen de marca, desde el punto de vista del embalaje.

A lo largo de este artículo vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre el packaging sostenible, qué materiales existen para este tipo de envases y embalaje, y te mostraremos ejemplos de packaging sostenible para diferentes empresas, sean del sector que sean. 

Porque, seamos sinceros. Los tiempos de la economía lineal que consistía en fabricar-consumir-tirar se han terminado. El packaging sostenible es solo la punta del iceberg de un nuevo modelo económico basado en la llamada economía circular: reducir, reutilizar, reemplazar, renovar y reciclar. 

Vamos a sumergirnos en el mundo de los envases ecológicos, creados a partir de materiales de embalaje sostenibles, para que veas los beneficios que puede tener para tu marca y cómo puedes aplicarlo a tu negocio, pero… antes de profundizar demasiado, ¿sabes qué significa realmente ‘packaging sostenible’

Qué es packaging sostenible

Ecológico, orgánico, sostenible, verde… existen muchos conceptos que pueden confundirte sobre qué es el packaging sostenible. Por eso, en este artículo queremos aclarar tus dudas y contarte qué requisitos y de qué materiales debe estar hecho un embalaje o envase, para ser considerado ‘sostenible’. 

Son envases sostenibles aquellos que han tenido en cuenta los principios del ecodiseño durante su proceso de producción.

El ecodiseño contempla criterios de sostenibilidad desde la concepción del producto o servicio hasta la eliminación del mismo,  tratando de disminuir el impacto ambiental durante el ciclo de vida del producto.

Por tanto, no se preocupa (solo) de si ‘la caja’ va a ser bonita o la bolsa llamativa , sino que también se cuestiona el impacto de su proceso de producción, transporte y reciclado posterior. 

En resumen, para que un envasado sea considerado packaging sostenible ha de tener una o varias de estas características: 

  1. Reciclable
  2. Biodegradable
  3. Fabricado a partir de materiales reciclados
  4. Reutilizable

Es, como decíamos al principio del artículo, la llamada economía circular. La Fundación de la Economía Circular la define como “un modelo económico que prima el aprovechamiento de recursos y la reducción de las materias primas y uso de energías renovables”.

En este sentido, cabe reseñar que ya no hablamos solo de los envases y tipos de embalaje, sino también de otros sectores, como la construcción, aprovechando el ciclo de vida de los materiales y  el uso optimizado de los espacios construidos, la gestión del agua, con procesos de mejora y reutilización, o la movilidad, analizando los costes de un vehículo en relación a su vida útil y los tiempos de uso.

Entonces… ¿El packaging sostenible es para todas las empresas?

¿El packaging sostenible es para todas las empresas?

Cuando hablamos de packaging sostenible seguro que te imaginas ese vaso de café de cartón tipo kraft para llevar. O de un tenedor de bambú. O la caja de una bombilla de Ikea que se convierte en lámpara. No vas por mal camino. Estos son ejemplos de packaging sostenible. Pero desde Liderpac queremos ir un poco más allá. ¿Es el packaging sostenible para todas las empresas?

Más allá de los elementos de un solo uso (la Unión Europea se ha propuesto acabar con este tipo de productos  en 2029), la tendencia del embalaje sostenible no afecta solo al producto final. También afecta a los sobreembalajes para logística y transporte, que no tienen en cuenta su diseño al no estar expuestos al consumidor. 

Reducir el desaprovechamiento de espacio en cajas, palets o incluso en los containers de grandes envíos es una medida que pueden adoptar todas las empresas, sean del sector que sean. Este es el tema que nos compete y donde, las empresas del sector embalaje, como Liderpac, podemos aportar nuestro granito de arena. 

Actualmente, el packaging, además de ser necesario para el transporte de un producto, habla de los valores de una marca, forma parte de la experiencia de producto,  conecta con un público determinado y aporta datos tanto a nivel legal como actitudinal. Esto quiere decir que ya no es solo una cuestión de que el empresario quiera o no utilizar packaging sostenible, sino que el cliente actual lo demanda y exige.

Si tu empresa no necesita vasos de cartón, puede que sí reciba y envíe pedidos de otras características, use materiales poco sostenibles o realice una gestión inadecuada de sus recursos. Esto afecta a grandes y pequeñas empresas. Pues, de alguna manera, todas nos necesitamos unas a otras. 

En general, cualquier empresa que necesite de proveedores para realizar su actividad, puede tomar la decisión de dejar de adquirir tus productos porque tu sistema logístico o de embalaje no sea sostenible. 

Consumidores, lobbys y normativas empujan a las empresas a los procesos de producción ecológica, donde, por supuesto, el embalaje sostenible y por ende, las empresas de packaging sostenible, juegan un papel fundamental. 

Ahora que ya sabes que lo eco no es una moda, sino una nueva norma empresarial, puede que te preguntes qué materiales sostenibles para packaging puedes utilizar o en qué debes fijarte cuando adquieres productos de otras compañías.

packaging sostenible materiales

Materiales sostenibles para packaging

Hablar de materiales sostenibles para packaging es hablar de materiales con modelos de producción eficientes, de productos reciclables y reutilizables y, en definitiva, de minimizar la huella que puedan los embalajes en el medioambiente.

En este apartado vamos a hablarte de tres materiales sostenibles para packaging

  1. El cartón:  Sin duda, uno de los más sostenibles y económicos por su fácil reutilización y bajo impacto ambiental.  Aunque el cartón tiene un ciclo de vida corto, su reciclabilidad lo convierte en una magnífica opción. El cartón corrugado, por ejemplo, es ideal porque puede soportar mucho peso. También es muy resistente a las fuerzas contundentes y penetrantes, manteniendo cualquier producto protegido durante el transporte. Además, una simple caja de cartón es biodegradable en más del 80%. 
  2. Bioplásticos o plásticos vegetales: provienen de vegetales como la soja, el maíz o la fécula de patata y su desarrollo es producto de la necesidad de encontrar un material con características similares al plástico, que provenga de fuentes renovables y que sea menos contaminante. Es un material resistente, 100% biodegradable y versátil y ya se usan en sectores como agricultura, industria textil, medicina y, sobre todo, en el mercado de embalajes y envases… 
  3. El vidrio: más directamente relacionado con el sector consumo, por ser el mejor aliado en cuanto a conservación de alimentos y cosméticos, se refiere. Se considera un material sostenible porque su reciclado es integral, se aprovecha el 100% del  material y se convierte de nuevo en otro envase. De esta forma, el ciclo de vida es infinito. Ni siquiera se puede diferenciar un envase de vidrio nuevo de otro fabricado con material reciclado; sus características y garantías son exactamente las mismas. 

Como todo, se puede matizar. Que un material sea reciclable, no tiene por qué ser sostenible. Si para fabricar un producto reciclable hay que talar medio bosque, no es sostenible. El plástico, de hecho, se inventó en 1965 para evitar la tala masiva de árboles por el excesivo uso del papel en aquel momento,  porque era un material reutilizable y se veía como la panacea de sostenibilidad. Más tarde, llegó el tetrabrick, que apareció como solución menos contaminante a los plásticos. Y así, sucesivamente, hasta que logremos el packaging más sostenible de todos: el que no existe.

Después de tanta teoría, llega el momento práctico de este artículo. Te presentamos algunos ejemplos de packaging sostenible para diferentes sectores.

Packaging sostenible: Ejemplos

No es lo mismo producir un material de envase para envolver un aparato eléctrico, una prenda textil, que otro para contacto directo con alimentos. Por eso, vamos a enseñarte diferentes ejemplos de packaging sostenible

Packaging sostenible en alimentación

El sector alimentario está sujeto a requisitos normativos y reglamentarios específicos,  bastante más estrictos que en cualquier otra rama de actividad, debido a la exigencia de garantizar la seguridad y salud del consumidor.

Precisamente por esta exigencia al sector, la industria de la alimentación ya ha tomado medidas para reducir su impacto medioambiental sin comprometer su producto. Si hablamos de datos, McDonald ‘s, por ejemplo, anunció que sus envases serán 100% reciclables para 2025. 

Te ponemos algunos ejemplos de packaging sostenible en alimentación:

  • Arandelas de cerveza: La industria cervecera utiliza principalmente vidrio y aluminio en sus envases, pero con el objetivo de reducir plásticos en su embalaje exterior, compañías como: Damm, Carlsberg, Corona, Guinness, Heineken y Mahou San Miguel, entre otras, ya trabajan para sustituir las anillas plásticas que utilizan en sus packs. Ya podemos ver en el mercado latas unidas por anillas de cartón procedente de bosques sostenibles. En este sentido, la industria también trabaja por la tecnología pionera de adhesivos reciclables para el etiquetado de sus botellas.
  • Envases biodegradables para catering y monouso: cubiertos de madera procedente de fuentes sostenibles, tuppers monouso que imitan al plástico, pero que son biodegradables y se elaboran con el polímero de fécula de maíz, PLA, latas de aluminio, comida para llevar en envases de cartón, botellas reutilizables… La industria de la alimentación lleva la delantera en la transición a los envases ecológicos. Probablemente, porque es de las industrias que más contamina y a la que más se le exige. 

Otro sector que hace años investiga cómo hacer más sostenibles sus productos es el de la belleza y el cuidado personal; en el siguiente apartado, te ponemos un ejemplo de packaging sostenible en cosmética.

Packaging sostenible en cosmética

Reconozcámoslo. Cosmética y medioambiente no han sido siempre palabras amigas. Desde la fabricación de productos de belleza hasta el testeo (finalmente prohibido) en animales, el sector cosmético ha dado un importante giro en su modelo de negocio. 

Si la cosmética natural se ha convertido en una fuente de ingresos imparable, los envases que la contienen no se quedan atrás:

Ejemplos de packaging sostenible en cosmética serían:

Los tubos enrollables de aluminio para cremas y pastas de dientes, cosméticos envasados en plásticos reciclados PET o incluso envases cosméticos rellenables. 

Marcas como Olay o L’Oreal ya han presentado proyectos piloto de envases rellenables en Estados Unidos y Reino Unido para reducir el uso de plástico en sus productos. Incluso, Lancôme, marca de lujo de cosmética por excelencia, permite recargar el bote de uno de sus perfumes. 

Otro sector reseñable en términos de packaging sostenible es el de la industria textil y moda. Packaging sostenible

Packaging sostenible en industria textil y moda

El packaging sostenible en la industria textil traspasa la frontera de dejar de utilizar bolsas de plástico (que también) cuando realizas una compra en tienda. Aquí toman partido otros elementos, como su maquinaria de embalaje, el  sistema logístico y de transporte de esos productos.

No es lo mismo embalar las prendas y productos textiles comprimidos en una caja y aprovechando todo el espacio de su embalaje exterior, que embalarlo en una caja sin más y enviarlo, desaprovechando el espacio y aumentando los costes de envío y huella ambiental.

En este caso concreto, el sector del embalaje ofrece soluciones, como el fajado de productos, que reduce el uso de plásticos y otros embalajes contaminantes para optimizar el espacio. 

También se tienen en cuenta principios de ecodiseño en el etiquetado de prendas para que sean menos nocivas y se tienen muy en cuenta los embalajes para envíos procedente de compras online en tiendas e-commerce, que podría considerarse, incluso, un sector en sí mismo. 

Entre ejemplos ingeniosos de packaging sostenible en la industria textil, reseñamos el del gigante sueco, HM, que, presentó un prototipo de bolsa de cartón que se convertía en una percha, dando ejemplo de packaging reutilizable.

Liderpac como empresa de packaging sostenible

Y en todo esto… ¿cómo podemos ayudar a tu empresa? En Liderpac somos líderes en procesos de automatización de embalaje de todo tipo, maquinaria auxiliar de embalaje y materiales y consumibles de embalaje, incluyendo, por supuesto, el packaging sostenible

La industria del embalaje es una de las pioneras en automatización, y, aunque todavía nos quedan retos y desafíos en términos de sostenibilidad, las maquinarias de envasado automatizado pueden ayudarte en la transición ecológica de tu negocio hacia un packaging sostenible más respetuoso con el medioambiente

Como hemos visto en este artículo, no importa a qué sector se dedique tu empresa, siempre que incluya procesos de embalaje en su negocio, puede apoyarse en Liderpac, como proveedores de este tipo de maquinaria,  incluyendo en sus embalajes, materiales sostenibles para packaging.